La posibilidad de vivir

21 de mayo de 2008




La posibilidad de vivir comienza en la mirada del otro.





Esta cita la he sacado de una poesía de Houellebecq, de su último libro de poesías, Renacimiento.

No sé que inspirará en ustedes, pero para mí significa un bonito y escueto resumen de lo que subyace dentro de mi búsqueda por, tal vez, la felicidad. Hasta ahora, toda relación social que he intentado establecer, más allá del presente efímero, ha sido con este pensamiento de fondo.

Ahora pasaré a analizar qué significa para mí cada sintagma de la frase, dentro de mis limitaciones. La posibilidad de vivir no es más que superar la mera existencia, existir está dentro de nuestro concepto de persona, pero para vivir se requiere de algo más, de una interacción con el medio, de un modo u otro. Para comenzar se necesita que tu propia existencia se manifieste dentro de otras, de modo recíproco, para conformar un intento de vida, que es la tuya propia.

Mientras, la mirada del otro, es el modo de testificar que ese comienzo se está dando. Pero como bien se dice, no es más que una posibilidad, no siempre se alcanza. La consecuencia de ello es una terrible frustración, que si se encadena con anteriores, te deja una sensación hiriente que recorre todo tu cuerpo hasta alcanzar el mismo centro de tus emociones. La pregunta ahora es cómo darte cuenta que no es una posibilidad, sino un hecho. Ahí es donde entra en juego la mirada, los ojos, unas bonitas palabras con una mirada esquiva no es más que pienso para ganado; pero una mirada inocente, no calculada, puede transmitir una complicidad que unas palabras baratas nunca podrían.

Puedo decir, incluso con un poco de orgullo, que alguna vez he sentido que merece la pena seguir luchando, por dicha posibilidad, gracias al leve destello de una mirada testigo de mi diminuta existencia. Tal vez sea un iluso, o un gilipollas, pero todavía no es momento de cortarse las venas.

4 comentarios:

slacker dijo...

"Tal vez sea un iluso, o un gilipollas, pero todavía no es momento de cortarse las venas."

Muy buena forma de terminar esta entrada que, además, me ha gustado bastante.

MCN dijo...

Gracias, es un halago.

En la entrada no lo he dicho, pero recomiendo el libro a todo aquél que no odie la poesía y tenga inquietudes existenciales.

klose dijo...

Me lo pillaré entonces

MCN dijo...

Es difícil de encontrar sea dicho, pero está muy bien.

Y si de verdad te lo lees, espero que te guste.