Chicas tímidas

6 de noviembre de 2007

No todas las chicas son pasionales, lanzadas, de esas que te la ponen dura con mirarle los ojos de guara, esos ojos la delatan, ésa traga, eso te excita. Al día siguiente, un leve adiós, un ya no te llamaré, otro nombre olvidado, una ja más.

También las hay recatadas, tímidas; no conoces sus verdaderas intenciones, y eso te excita, lo sabes. Aunque a veces su deseo sexual se te pasa por alto, no lo ves, no lo coges, no efectúas la transacción.

Hace tiempo; mucho o poco, eso da igual, no cuenta igual para ti o para mí, el tiempo es relativo, no absoluto, aunque nos digan lo contrario. Hace tiempo, vuelvo a insistir, marché lejos, a un lugar diferente, solo unos días a conocer gente nueva, y, quién sabe, si algunas jais con ganas de marcha.

El sitio era formidable, completamente diferente a lo habituado, fuera quedaron las yermas tierras murcianas, ahora hermosas praderas se abrían ante mis ojos. Cierto es que la meteorología era mucho mas hostil, no se puede tener todo, dicen.

Fui conociendo gente, gastando bromas estúpidas, o más bien haciendo yo de broma, mi patético dominio de la lengua foránea era cómico, gracias a ello adquirí cierto grado de popularidad, todo tiene sus ventajas. Poco tardé en fijarme en diversas jais centroeuropeas, esas mujeres con largas melenas rubias mirándote desde su azotea de más de 180 cm.

Intenté tantearlas, nada, eran de coño cerrado, el frío contrae por lo que parece. Así que me dediqué a lo de siempre, a intentar pasarlo bien, fueron buenos días, los recuerdo con añoranza y alegría.

Llegó el último día, eran momentos de despedidas, no demasiado emocionadas, en verdad, a nadie le importaba el de al lado, diversión sin más fueron esos días. Mi sorpresa fue cuando una chica me pidió que me despidiera de ella; tres besos, una rosa, y un adiós. Me quedé sorprendido, era tan guapa como la suela de un zapato, pero me fijé bien, iba sin sorpresa, un polvo es un polvo, y éste fue tirado a la basura.

Por supuesto, no volví a saber de ella, quizás se masturba pensando en mí, o por lo menos, alguna vez lo habrá hecho, me siento orgulloso.

1 comentario:

Elfa dijo...

Falta una r a guarra y viajáis no sé si lo hace a posta lo de la palabra dejarla sin completar, pues lo repites varias veces...
Por lo demás está bien, vamos que xaxy. ^^