Cristianismo vs. Nihilismo

30 de septiembre de 2007

El cristianismo cree luchar contra el nihilismo, porque da una dirección al mundo, pero él mismo es nihilista en la medida en que, imponiendo un sentido imaginario a la vida, impide que se descubra su verdadero sentido.
Camus parafraseando a Nietzsche en El Hombre Rebelde.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Un sentido imaginario o ideal?

lalala dijo...

Se refiere a la búsqueda de Dios, la pureza, espíritu... bla bla
Eso es darle un sentido imaginario a la vida.

MCN dijo...

Ése último era yo.

Anónimo dijo...

Hay también quien busca un polvo perfecto, y no lo encuentra en la vida, dejalos si son felices

MCN dijo...

Pero un buen polvo es real, o puede serlo, ya que la perfección me parece algo completamente subjetivo.
Mientras que lo dicho anteriormente, para Nietzsche era imaginario.

alejandronovembre dijo...

pues sí, la palabra clave es el adjetivo "imaginario".

ahora bien, como toda postura de sentido, según la concepción nietzscheana, el cristianismo también es un experimento. Su problema no radica en su carácter imaginario (Nietzsche mismo afirma el carácter "ficticio" de la Verdad en su obra LA VOLUNTAD DE PODER), sino en que el sentido que pone el cristianismo proviene, según su pensamiento, del "resentimiento" en el aplio sentido que este concepto "psicológico" tiene para él: una voluntad de poder incapaz de crear valores y que únicamente aspira a la larvaria sobrevivencia ("el hombre prefiere QUERER la nada a no querer nada", Cf. LA GENEALOGÍA DE LA MORAL).

Consecuentemente, Camus asume que Nietzsche destituye al cristianismo por su carácter "imaginario" (palabra compleja, por cierto). Pero no es así, pues la cuestión con el cristianismo es que sólo habla de una "verdad" que niega lo trágico de la vida al mismo tiempo que únicamente es capaz de crear valores morales.